24/5/15

Cuatro equipos a un paso de primera

Las jugadoras del Oiartzun celebran un gol en un partido de play-off / Javier Urola
Nervios a flor de piel, la piel de punta, la punta de un sueño, el sueño de llegar a Primera división. Este domingo se han disputado los partidos de vuelta de la primera eliminatoria de la fase de ascenso a Primera división. En el Grupo A, El Olivo y el Oiartzun disputaran la eliminatoria final después de eliminar al Femarguín y al Madrid CFF respectivamente. En el Grupo B, Granadilla Tenerife y Betis lucharán por una plaza en Primera división tras vencer en sus respectivas eliminatorias a Levante Las Planas y Sporting Plaza Argel.


El sueño gallego

"Llevo cinco temporadas en el equipo y esta es la cuarta fase de ascenso que juego, la tercera consecutiva", dice Sara Tui, jugadora del Olivo. En las dos anteriores, las gallegas cayeron en la primera ronda. Esta vez, su rival fue el Femarguín, el campeón canario. Sus números asustaban, 261 goles a favor y tan sólo una derrota. En el partido de ida, El Olivo perdió 2-1. "A pesar de la derrota, estábamos tranquilas. Sabíamos que con el 1-0 nos valía y que algún gol íbamos a meter", explica la capitana de El Olivo. La primera parte acabó empate a cero. A los dos minutos de la segunda mitad, El Olivo se adelantó. Gol de Sara. "Puede que sea uno de los goles más importantes de mi carrera, pero aún queda rematar la faena y si se puede meter algún gol más", subraya la mediocentro olívica. El fútbol le debía una a Sara. "Marcar fue una sensación especial, tenía una espinita clavada de la ida, tuve alguna ocasión para marcar y no había podido hacerlo", explica Sara. De conseguir el ascenso, El Olivo sería el único conjunto gallego en Primera división. “Sería un orgullo, es necesario que el fútbol gallego siga creciendo”, recalca Sara.


La fortaleza vasca

El Oiartzun terminó la temporada invicto. Llegó el Madrid y les ganó. 4-2 a favor de las madrileñas en el partido de ida. Pero, quedaba la vuelta, en el País Vasco. "Sabíamos que en el partido de vuelta teníamos que dominar el juego, no podía ser de ida y vuelta y que ellas tuviesen el balón, teníamos que cortarles las contras y hacernos fuertes en nuestro campo", explica Jon Alkorta, entrenador del Oiartzun. Las vascas golpearon primero. Después, apareció Evelyn. La jugadora del Oiartzun marcó el segundo, el tercero y el cuarto gol de su equipo. Resultado final, 4-0. "El primer tanto que marqué supuso un poco de tranquilidad, el segundo alivio y el tercero una alegría inmensa", recuerda Evelyn Santos. Son seis las fases de ascenso que el conjunto vasco lleva disputadas. La segunda para Jon Alkorta. "Es una satisfacción enorme, son muchos años intentando pasar la primera fase y es un premio al trabajo de todo el año", subraya el entrenador del conjunto vasco.


El poder del segundo

El Granadilla Tenerife se clasificó para la fase de ascenso a Primera división como mejor segundo. En el sorteo, le tocó uno de los favoritos, el Levante Las Planas, las catalanas, recién descendidas de Primera división. El Granadilla se hizo fuerte en las islas y venció 3-0. "No esperábamos conseguir ese resultado. Las cosas nos salieron muy bien", explica María José Pérez, jugadora referencia del equipo canario y ex internacional absoluta. "Es la segunda fase de ascenso que disputa el equipo, para mí la séptima", subraya. En el partido de vuelta, empate a cero. En la fase final espera el Betis. "Desde el principio nos han dicho que son muy buen equipo, por resultados, ellas son favoritas", finaliza María José.

Fotografía cortesía de David Ligero


La superioridad bética

En el último partido de Liga, el Betis venció 10-0 al Carmelitas, colista del Grupo cuarto de Segunda división. El global de la eliminatoria ante el Sporting Plaza Argel, uno de los favoritos para el ascenso y líder, durante toda la temporada del Grupo siete, ha sido 11-2 a favor de las béticas. "No esperábamos pasar así, el SPA es muy buen equipo, con buenísimas jugadoras y para nada esperábamos un resultado así", dice Nuria Ligero, jugadora del Betis. En el partido de ida, el resultado fue 1-4 a favor del Betis, en la vuelta, 7-1 para las verdiblancas. Ahora, el Granadilla Tenerife espera en la fase final. Sin miedos. "La próxima eliminatoria la afrontamos como cualquier partido más. Si seguimos trabajando así, los resultados se consiguen", finaliza.

El partido de ida de la fase final será el siete de junio, la vuelta el 14. Las eliminatorias, El Olivo-Oiartzun y Granadilla Tenerife-Betis. Otra vez, los nervios a flor de piel, la piel de punta, la punta de un sueño, ser de Primera.

Fuente: Sandra S.Riquelme

Entradas relacionadas