18/3/15

OVIEDO MODERNO, LEVANTE Y ATHLETIC TIENEN PEÑAS EXCLUSIVAS PARA EL FEMENINO


El fútbol es el deporte que más pasiones mueve en España. De todos los que apoyan, alientan y aman bajo todo tipo de circunstancias, destacan las peñas. Athletic, Levante y Oviedo Moderno son los únicos que cuentan con, al menos, una dedicada en exclusiva a su equipo femenino.

El caso más peculiar es el del conjunto astur, único equipo de su comunidad en la máxima categoría. Peña Albinegra Al Alba y Peña Arellana son las dos agrupaciones que tiene el cuadro carbayón. "Nos gusta el fútbol en general y en particular sentimos a este equipo", explica el presidente de la primera, Héctor Fernández, quien bautizó a la misma con el nombre de la cafetería que está situada justo enfrente del Manuel Díaz Vega, estadio en el que el Oviedo Moderno disputa sus partidos.

Arellana es la otra peña de aficionados del Oviedo Moderno. Nace del orgullo de tener a una jugadora en Primera, Lucía García. "Es una de las futbolistas con más proyección de la comunidad. Nosotros animamos desde la grada y ella responde con goles", subraya Ramis, el presidente.

Otra peña que debe su nombre a una jugadora es la Peña Maider Castillo, capitana y jugadora más veterana del Levante y de toda la categoría. "Es un referente para todos. Ella y el club. Es el equipo que más alegrías ha dado a la afición granota y me parecía increíble que no hubiese una peña para ellas", recalca Juan Soriano, uno de sus fundadores. Sus cánticos y vítores hacia las chicas se hacen notar cada quince días en Nazaret.

El caso del Athletic es curioso. "Antes, con el boom del fútbol femenino en el País Vasco, había entre cinco y seis peñas", comenta Iraia Iturregui, capitana del Athletic. Ahora, solo sobrevive una. La Peña Athletic Los Cachorros se fundó en 2008 y es la más longeva y la más numerosa en cuanto a integrantes. "Somos 20 personas que tenemos un mismo sentimiento: animar a las chicas", dice su vicepresidente, Aitor Uriarte.

A pesar de que la asistencia a los partidos de fútbol femenino no es todo lo numerosa que las jugadoras desearían, cada vez son más los aficionados que van a los campos. Poco a poco y año a año la afición crece. Y hay algo en lo que todos coinciden: "Ir a verlas jugar es como una droga, repites seguro. Su fútbol te engancha, son muy agradecidas y siempre tienen un guiño hacia nosotros". Pruébenlo, vean fútbol femenino.

Fuente: Sandra S.Riquelme
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...