19/12/14

MARTA UNZUÉ CAPITANEA UN BARÇA QUE BUSCA SU CUARTA LIGA SEGUIDA


El Barcelona cerrará 2014 como líder indiscutible de Primera. A pesar de tener un partido pendiente en su haber, las azulgranas lideran la tabla con tres puntos de ventaja -y un partido menos disputado- sobre el Atlético de Madrid. "El equipo no piensa en que está todo hecho porque aún queda una vuelta entera por delante y sabemos que todo puede dar muchas vueltas", anuncia Marta Unzué, quien esta temporada estrena brazalete de capitana.

El apellido Unzué se hizo popular en el fútbol español gracias a Juan Carlos, quien fuera portero de un Barcelona en el que ahora es segundo de Luis Enrique. Ahora sigue sonando con fuerza gracias a Marta, capitana del primer equipo culé. Comenzó a jugar al fútbol sala en su Berriozar natal con su hermana gemela Elba, quien la acompañó en su etapa en el Osasuna (2003-06) y Barcelona. "Mi hermana siempre ha sido un apoyo tanto dentro como fuera del campo. Lo pasé mal cuando dejó el fútbol porque siempre había jugado con ella, pero son gajes del oficio y tuve que mirar hacia adelante", confiesa.

Cuando Marta aterrizó en la Ciudad Condal para estudiar INEF, el Barcelona era un equipo que luchaba por no desaparecer tras descender a Segunda. "Siempre he sido del Barcelona y admiradora de Josep Guardiola, por lo que el hecho de vestir la camiseta azulgrana fue para mí un sueño hecho realidad", destaca. "He visto al equipo crecer. Pasamos de ser un equipo con nombre a convertirnos en una referencia", asevera Marta, que comenzó su carrera como centrocampista, ejerció como central a su llegada a Barcelona y se ha ganado un puesto en el carril diestro del actual equipo.

El sueño de ganar títulos... y jugar con la selección

Campeón en las últimas tres ediciones de Liga, el Barcelona mantiene viva la ambición. "Las futbolistas no jugamos para hacernos ricas, así que lo mejor a lo que podemos aspirar es a ganar títulos. Cada año es más difícil porque el resto de equipos se refuerzan bien, pero nos hemos convertido en una pequeña familia compuesta de grandes jugadoras", dice.


Mientras continúa su formación, disfruta de poder vivir —al día— del fútbol. De carácter tranquilo y sosegado, su rol pasa por hacer piña en el vestuario. Puestos a soñar, Marta apunta lejos: "Me encantaría jugar con la selección, aunque con tantas compañeras internacionales sé que es difícil. A pesar de ello siempre tengo el gusanillo cuando sale una convocatoria... Estar en el Mundial de Canadá sería impresionante".

@David Menayo 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...